Noticia

01.06.2020

Roche Zona Norte: unidos por la salud de los pacientes

Pamela Rojas y Marcelo López pertenecen al equipo de la zona norte de nuestro país, donde la contingencia causada por el Covid19 los ha hecho trabajar arduamente y hoy más que nunca darlo todo por nuestros pacientes

Marcelo, quien vive en Iquique y realiza sus funciones desde esa zona, comenta que su equipo es como “una unidad de trabajo que se enfoca en una zona geográfica en específico y tiene dos componentes principales, ambos con estrecho foco en el paciente”.

Según Pamela, quien trabaja desde Antofagasta, esta tarea en un momento se puso más compleja por la contingencia: “Nosotros tenemos un contacto estrecho con nuestros stakeholders y actualmente por la pandemia hemos trabajado en nuevas vías para mantener las relaciones y seguir trabajando por los pacientes.  Esto ha permitido que nuestra gestión siga adelante y hoy la comunicación comenzó a ser más fluida”.

Sin saberlo, esto preparó al equipo norte para una experiencia inolvidable en medio de esta pandemia, ya que durante estas últimas semanas se les solicitó una gestión rápida para ir en ayuda de un hospital de la zona norte: “El día que debíamos realizar toda la gestión era feriado lo que complicaba el escenario y podría retrasar nuestro despacho al establecimiento médico”, cuenta Pamela.

“Con Marcelo comenzamos a hacer las gestiones, porque esto pasa por muchos pasos. Autorización, bodegaje, etc. no es una cosa fácil de tiempo. Sin embargo, en este caso esto se hizo en menos de 24 horas”.

Y termina: “Finalmente todo llegó a bien puerto. Corrimos mucho, pero logramos cumplir con nuestra misión y hacer la entrega que seguro está beneficiando a un paciente y su familia”.

Marcelo, reflexionando tras lo ocurrido, dice sentirse orgulloso de haber podido llevar, contra todo pronóstico, la ayuda necesaria: “Es tremendamente emocionante… yo llevo mas de 20 años en la industria y es un orgullo poder trabajar anónimamente para los pacientes. Me hace sentir como una persona importante que lleva bienestar a las personas y a las familias”, confiesa tras lo ocurrido.

En esa misma línea, Pamela agrega “yo me siento orgullosa… yo trabajé hace 10 años en Roche y volví ahora hace un mes. Fue el destino a lo mejor lo que me permitió estar aquí para ese paciente y para Roche en el momento adecuado, en el tiempo adecuado, para trabajar por la persona adecuada. Puedo decir que en esta empresa realmente se vive por el paciente”.

EquipoNorte