Causas

Los virus de la gripe se transmiten de una persona a otra por medio de las gotitas emitidas al toser o estornudar. Cuando los virus penetran en el organismo a través de las vías respiratorias, invaden las células sanas. Tras la invasión y la proliferación de los virus en su interior, las células infectadas mueren. Si los virus consiguen multiplicarse de forma explosiva, se declara la gripe.

¿Quiénes están más expuestos a la gripe?

  • Ancianos (mayores de 65 años)
  • Personas con deterioro del sistema inmunitario (p. ej.: portadores del VIH)
  • Niños pequeños
  • Personas con enfermedades crónicas (p. ej.: respiratorias, cardíacas o renales)